8/13/16

Algunos consejos para este regreso a clases

La mejor manera de lograr que tus estudiantes trabajen por sí solos y de manera responsable, es comenzar tu año escolar estableciendo rutinas, expectativas claras y consecuencias lógicas. Cuando un docente mantiene expectativas reales y consistentes en la clase, entonces los alumnos se sienten seguros, queridos y orgullosos de sus logros. Por eso es que las seis primeras semanas de clases son las más importantes para asegurar el éxito durante el año escolar.


Un niño que lee, es un adulto que piensa. Crear hábitos de lectura desde pequeños significa concientizar el derecho a/importancia de la información. Pero no sólo eso, si no que todos los demás beneficios que contrae ser un lector activo, como por ejemplo, mejorar la gramática y ortografía, ampliar el vocabulario y la comprensión son sólo algunas.  



Innovación y creatividad son las mejores armas para mantener a tus estudiantes activos en su propio aprendizaje. Pero también, la flexibilidad del docente y perder el miedo a lo nuevo (o a equivocarse) ayuda en la puesta en práctica de estas dos estrategias. 


Optimismo. Algo tan difícil de recordar en los momentos más oscuros de nuestra vida docente. Sin embargo, lo bueno de nuestra profesión es que cada comienzo del año escolar es un nuevo ciclo. Un nuevo inicio que nos da la posibilidad de dejar atrás malas experiencias y  recordar lo bueno. Un comienzo con nuevas caras, tal vez nuevo grado o una nueva sala.  


Sígueme en Pinterest:


};